Inicio de sesión

CAPTCHA
Resuelve la tarea:
Fill in the blank
4 envíos / 0 nuevos
Último envío
Charif
Imagen de Charif
Una descripción de Dios (de Ron Kruger)

Ron Kruger tuvo una experiencia cercana a la muerte muy profunda. En ella hace la siguiente descripción de Dios:

http://www.nderf.org/Spanish/ron_k_ecm.htm

UN BIEN MAYOR

Parte 1, Capítulo 3

EL CONSEJO DEL AMOR

Es el centro de todo lo visto y lo no visto. Una radiante fuerza inimaginable como una luz brillante en todas direcciones desde una trinidad de espíritus. La luz es infinitamente más brillante que el Sol, aunque no hiere al mirarla. El color desafía una descripción específica, pero describirlo como una combinación de blanco y plateado está cerca.

Los tres espíritus eran como mi entidad: separados, pero conectados de alguna forma. Ellos eran uno y se comunicaban como uno. Tenían la misma forma general que mi entidad también, pero no tenían rasgos faciales distinguibles. El espíritu central flotaba ligeramente por encima de los demás cada lado.

Su primera comunicación telepática (me doy cuenta ahora) fue la más importante. Llegué a entender que esta trinidad no es Dios, exactamente. Son más como la Trinidad, Son la encarnación omnipresente de la Fuerza Imparcial. La fuerza que ellos dominaban no es una composición, sino que un todo autosuficiente. Es la “primera causa”. No conoce bien o mal. Es neutral. Aunque es tangible y omnipresente, la Fuerza Suprema no es un ser, sino que un principio. Este es el espíritu del principio al que los musulmanes sufi se refieren como “Más allá del más allá” o “Más allá de Alá”. Es amor perfecto – incondicional y universal. Describirlo es difícil, porque describirlo es darle estructura y nada estructurado puede ser ilimitado o infinito. Así que cada vez que tratamos de definir a Dios dentro de los parámetros de nuestras mentes estructuradas, usando palabras estructuradas y pensamientos estructurados para imaginar seres estructurados nos equivocamos. Sólo la Trinidad entiende completamente a la Fuerza. Nosotros sólo podemos sentirla.

La Trinidad llegó a entender los paradójicos poderes de la Fuerza y, por lo tanto, se convirtió en la manifestación intelectual de la Fuerza. Llamen a esta Trinidad como quieran, pero ningún nombre es apropiado, porque al dominar los secretos de la Fuerza, perdieron su identidad individual. Sólo ellos tres saben quiénes son, o dónde. Son completamente espíritu, total luz y total amor.

Esta Fuerza Suprema permanece indefinible mientras tratemos de describirla dentro del marco de nuestra experiencia. Pero lo intentaré.

Imaginen, si pueden, que esta fuerza sin forma era completamente infinita y dispersada en todas partes a través del infinito. Aunque es perfecta, singular, y un todo, por el bien de lograr una retórica clara, debo describirla con tres propiedades. Es universal, incondicional y benevolente. Al ser benevolente más allá de nuestra comprensión causó que la fuerza deseara otras cosas que amar, así que se atrajo a sí misma con un poder y velocidad tan tremendos, causando una concentración extrema de pura energía y provocando una implosión, lo que fusionó energía en moléculas que hoy conocemos como “materia”. Con respecto a esto, todo lo que existe es como una pieza fragmentada de esta Fuerza Suprema. El resto, como dicen, es historia.

Así que, la simple respuesta al más grande misterio de todos es el común cliché “Dios es amor”.

Esta Fuerza Suprema de Puro Amor no puede pertenecer a ningún espíritu o entidad de espíritus, ni siquiera a la propia Fuerza. Se siente, se acepta y se entiende (en distintos grados) por cada espíritu, pero el conocimiento completo de su naturaleza exacta sólo es conocido por la Trinidad. La Trinidad es el conducto de las aplicaciones parciales e imparciales del Amor. En este aspecto, la Trinidad es Dios.

Describir a Dios como la Trinidad o entidad, sin embargo, pierde el foco. “Dios es un espíritu y debe ser adorado como un espíritu”. Es la fuerza benevolente del amor en nuestras almas y tiene poco que ver con nuestra apariencia física.

Al contrario, le hemos dado forma a Dios a nuestra imagen y le hemos asignado un pronombre. Esta humanización de Dios es lo inverso de cómo le atribuimos características humanas a un ratón y lo llamamos Mickey. Antropomorfizamos a Dios. Dios no es él, ella o aquello. Dios es Lo que es. Pero debido a las restricciones de nuestro lenguaje y dentro del marco de nuestra referencia, debemos usar algunos pronombres, así que uso el común “Él”.

La imagen de Dios con forma humana sentado es un trono es un falso ídolo, de la misma calaña que un becerro de oro. Una barba blanca y larga y todas las otras imágenes físicas que creamos para describir a Dios son simples puntos de referencia. ¿Por qué un ser que puede darle forma al Universo con Su pensamiento necesita herramientas tan simples como manos? La única forma en que nosotros podemos crear es con nuestras manos, así que imaginamos a Dios con manos. Lo que hace el hombre en todos sus ídolos es crear una imagen con la cual pueda relacionarse personalmente (Mientras más estudio religiones, más sospecho que lo único que el hombre ha adorado alguna vez es a él mismo). ¿Podría ser que la confusión y conflicto sobre la naturaleza de Dios sea provocada por sintaxis, traducciones e interpretaciones? ¿Podría la frase “a Su imagen” haber sido originalmente “a Su imaginación”?

Dios es a quien más gustas.

tuespejo
bonita experiencia, debe de

bonita experiencia, debe de ser algo natural para el ser humano y antes de que suceda habra de notar algunos cambios de nuestra forma de ser... ya no nos interesa con tanta pasion las cosas que antes nos calentaba mucho la cabeza, la vida en general es mas alegre, mas feliz, mas en paz con uno mismo, empieza el juego de LAS COINCIDENCIAS, cuando gracias a la SINCERIDAD de nuestra busqueda que tb. se nos regala... el universo parece estar muy atento a contestarnos a todo lo que nos preocupa...como para senalarnos de que estamos por el buen camino...para no tener mas frenos en el mismo...desde las cosas mas complejas (que cada uno considera asi) hasta las mas insignifiantes...se nos da las respuestas, aparecen las ayudas desde ninguna parte...se realizan los deseos incluso de lso mas antiguos pero sin ningun esfuerzo material para ello... todo esto por el simple hecho de andar sinceros con nuestros pequenos esfuerzos..en nuestros caminos espirituales

nuria
Imagen de nuria
Sólo con ver a Dios no basta

Hola... De vez en cuando mi pareja Bernd me pide que le lea algunos comentarios que escribís y tras leerle este inspirador post que has puesto,su respuesta es la siguiente:

 

"Bonita mística eso que dices pero lo ideal es que cada uno vea por sí mismo. Hay mucho más en cada uno de nosotros. Hay tanta energía en cada uno de nosotros, que mucha gente se vuelve loca cuando contacta con ella. 
 
Otra gente puede aceptar lo que ve y obtiene respuestas. Buenas respuestas que le ayudan en la vida práctica.
 
Pero lo mayor, lo que más ayuda cuando tenemos la conexión con Dios, es que podemos ver que Dios existe. Se acaba el negarlo o las inseguridades. Podemos ir directamente en conexión con él. Todo el mundo puede. No es mejor uno que otro para ello. No es uno más grande que otro. No uno tiene más amor o menos amor que otro en el Universo al completo.
 
El último del universo puede y debe ver a Dios y debemos decir Aleluya por ello.
 
Es tanta la energía, que podemos ir al ego espiritual, al fanatismo religioso, a la locura... 
 
Es bonito tener esperanza y decir a los demás qué podemos ver. Relacionarnos, ir juntos en armonía, paciencia y tolerancia. Algo bastante difícil en la gente que tiene mucha energía. Llevarlo en control es muy difícil.
 
Cuando leo este post (Una Descripción de Dios) ¿En qué ayuda a la gente dicha descripción? ¿Cuál es su misión?
 
Es bonito lo escrito. En todas las visiones vemos luz y sonido con formas. Más "arriba", las formas se van, viene más unidad, Ser Uno. Tenemos esto claro.
 
Cuando vemos los planos más altos posibles, podemos decir "Ahora puedo comenzar a caminar el camino verdadero. Ahora soy un aprendiz. Puedo comenzar el Camino Santo"
 
Aquello que tenemos dentro debemos llevarlo a la práctica en este mundo. Hay mucho kaos en este mundo. Tenemos que traer orden a él, más amor y más armonía. En lo práctico. En hechos. Y con esa energía de Dios que tenemos dentro. 
Yo saludo a todo aquel que está en este camino.
 
Uno puede ver pero... ¿Qué hace luego, en la práctica, con lo que tiene? ¿Qué frutos da? ¿Cómo lo emplea? 
 
La gente que tiene claro que Dios existe, quiere tenerlo, verlo, también. Y cuando lo tienen, ven y escuchan, ¿Qué hacen?
 
Y los que creen que Dios no existe, ok, sólo han de esperar. Algún día lo tendrán claro. Posiblemente cuando estén a las puertas de la muerte física.
 
El problema de dar una forma a Dios es que bloquea a los demás. Se hacen expectativas. Y daña a nuestro ego. Para ver a Dios, primero hay que quitarse de la cabeza todos los conceptos y las imágenes que tenemos de Él.
 
San Francisco de Asís hizo en práctica lo que vio de Dios. Por eso es un Santo en verdad, no por lo que vio. Sólo por ver a Dios, uno no es Santo"

Si te gusta lo que lees y ves en esta web, dóname algo, porfi. Me sacará una gran sonrisa. Para ello pincha aquí. ¡Te necesito! GRACIAS

Daruma
Imagen de Daruma
Lao Tsé y el Tao Te King

El Venerable Lao- Tsé en el Tao Te King dice: "El Tao que puede ser expresado, no es el verdadero Tao"... " Hay algo inmutable, silencioso, quieto y eterno que impregna hasta el más mínimo rincón del Universo. No sé su nombre pero lo voy a llamar Tao".

Lao Tsé lo llama Tao (otra manera de nombra lo Inefable) por comodidad y para poder referirse a Él, pero de entrada ya nos dice que ESO es innombrable. El Tao (Dios) no se puede describir, ni definir ni fijar ni nombrar. ¿Por qué? Porque es indiferenciado. Las cosas individuales que vemos (un árbol, un coche, una piedra...) no son supremas sino relativamente reales, y aparecen ante nosotros según la manera en que nuestros sentidos las perciben. Si los fenómenos que percibimos son relativos, entonces ¿cual es el verdadero Tao? (¿Qué o quien es Dios ? se podría preguntar en lenguaje cristiano) Dios o el Tao es inexplicable e indescriptible y ha de experimentarse directamente. Si lo conceptualizamos deja de ser omnipresente, porque la forma lo limita en el tiempo y en el espacio. Dicha forma, que es una apariencia, no existe cuando no se la conceptualiza, mientras que al hacerlo,lo que no se corresponde con su forma no le pertenece. El Tao (DIOS) deja de serlo porque el mero hecho de nombrarlo es el inicio del proceso de conceptualización. En cuanto existe conceptualización TAO=DIOS se manifiesta como fenómenos en consonancia con las condiciones del que percibe. El TAO=DIOS(sin nombre, es decir sin conceptualizar) es el origen del Cosmos. Planteado de otra manera, Él ya era antes de que existiera el Cosmos. Entonces, ¿como y cuando cobra existencia el Cosmos? Pues en cuanto cualquier ser pone nombre a los fenómenos.No hubo un comienzo definido del Cosmos, como tampoco habrá un fin. A escala humana el Cosmos empezó hace miles de millones de años, cuando seguramente del DIOS indescriptible se aislaron partes infinitesimales que hemos ido definiendo. según nuestro conjunto de condiciones, a una parte infinitesimal la llamamos casa, a otra coche, manzana, perro, etc. DIOS=TAO forma una unidad continua y su apariencia en partes individuales no es más que una ilusión.
Bueno, Nuria....todo este "rollo" simplemente para decir que estoy completamente de acuerdo con Bernd, no se puede nombrar a Dios, no se le puede dar forma,Dios es una experiencia, un sentimiento, y esa experiencia es íntima y simple, no va acompañada de fuegos artificiales ni de trompetas celestiales, aunque no deja de ser gozosa...
Un beso y felices días de Navidad
Daruma